fbpx

Como terapeuta, llevo mucho tiempo moviéndome entre profesionales del crecimiento personal.

Hay quien es más espiritual, hay quien lo es menos.

Lo que sí tienen en común la mayoría, es una cierta dificultad para venderse.

He conocido a unos pocos, que tienen lista de espera en su consulta y en sus cursos, sin hacer absolutamente nada de marketing.

Asombroso, pero es una realidad. Para algunos funciona.

Las personas más espirituales sostienen que es un tema de alineación.

Es muy posible que sea así.

Entendiendo alienación como la coherencia entre tu propósito vital, tus servicios y tu nivel de conciencia.

Pero… ¿y todos los que no consiguen vender o tienen pocos clientes?

¿Significa que no están alineados?

¿Que su nivel de conciencia o vibración es bajo?

Personalmente, no creo que sea tan sencillo.

Alinearte con el universo y aprender a atraer a tu vida lo que necesitas es algo muy importante.

Da igual si estamos hablando de amor. O de dinero. O de clientes para tu negocio.

Así es como funciona la parte espiritual de la vida.

Pero no solo somos espíritu. También somos materia.

Y cada persona es diferente.

Algunas personas se mueven más en la vibración de lo sutil y otras se mueven más en la vibración de la materia.

Por eso no existen recetas únicas, solo personas únicas.

Aunque creamos firmemente en el poder de atracción de nuestra mente, no debemos desdeñar lo que funciona en la dimensión de la materia.

Lo que en lo sutil es vibración y atracción, en la materia es Copywriting.

Y ahora te explico por qué…

La Ley de la atracción dice que eres un imán viviente

Atraemos las cosas a través de nuestros pensamientos, que se consideran una forma de energía.

De ahí la importancia de la calidad de nuestros pensamientos.

Y de la intensidad emocional que los acompaña.

Si estás conectada con emociones negativas, tus pensamientos vibrarán en consonancia.

Y así es como creas tu futuro, en consonancia con esa vibración baja.

Si quieres dominar el arte de la atracción, has de poner toda tu atención en tus emociones y pensamientos y procurar mantenerlos limpios y positivos.

Eso eleva tu vibración.

Si como emprendedora estás enfocada en atraer clientes a tu negocio desde este lugar interno, de convicción, pasión e ilusión, con toda seguridad funcionará.

Porque atraes lo que sientes y lo que piensas.

La pregunta ahora es…

¿Qué pasa con las personas a las que quieres atraer?

Esto funcionaría impecablemente, si todas estuviesen en ese nivel de sutilidad.

Pero esto no es así.

¿Porqué?

Porque muchos de tus clientes potenciales, posiblemente, están en otro nivel vibracional.

O, simplemente, todavía no entienden ese lenguaje sutil y necesitan que les hables en el “suyo”.

¿Y cuál es la hermana material de los pensamientos?

La palabra.

Es importante dar forma a tu vibración y a tu propuesta en forma de palabras.

Las palabras siguen transmitiendo la vibración y son más fáciles de captar por todo el mundo.

La vibración de los pensamientos aplicada a las palabras se llama persuasión

Esta es la base del Copywriting.

Las palabras son la manifestación de una vibración.

Si se eligen bien, no solo transmiten tu energía, sino también la intención que tienes puesta en tus servicios.  

Sabemos que la palabra, junto con la vibración, tiene el poder de crear y curar.

Es el vehículo que tienes para conectar con tus clientes potenciales a nivel emocional.

Hacerles llegar tu mensaje.

Atraerlos hacia tus servicios y propuestas, que sabes que les puede ayudar.

Esto es lo que haces, cuando aplicas Copywriting a tus textos…

Convertir las palabras en imanes atractores.

Y esto no es menos espiritual que hacer visualizaciones para atraer la abundancia a tu negocio.

De hecho, una de las bases del marketing es la creación de tu cliente ideal.

Se hace visualizando a esa persona.

Imaginando qué necesita para estar mejor.

Viendo cómo, con tus herramientas, le puedes ayudar.

Si tú eres un ser espiritual viviendo una realidad material… ¿por qué darle la espalda a la materia?

Cuando desde la Física Cuántica nos dicen que todo, absolutamente todo, es vibración, nos damos cuenta de algo importante.

Todo es lo mismo.

La diferencia entre espiritual y material es solo cuestión de vibración.

Así que mi propuesta es, que empieces a utilizar lo bueno de cada dimensión.

Tanto pensamientos como palabras emiten una vibración.

Utiliza el poder de las dos cosas.

De esa forma llegarás a todo tipo de personas. Las sutiles y las menos sutiles.

La combinación de las dos ciencias nos hace más efectivos

Junto con la Ley de la atracción, se habla mucho también de la Ley de la Manifestación.

De hecho, si eres capaz de atraer lo que necesitas, estás a un paso de manifestarlo.

Es interesante ver lo que dice la RAE del verbo manifestar:


Manifestar. (del lat. manifestāre).

1. tr. Declarar, dar a conocer. U. t. c. prnl.

2. tr. Descubrir, poner a la vista. U. t. c. prnl.

Exactamente eso es lo que hace el Copywriting por ti.

Te ayuda a manifestar lo que quieres atraer.

Da forma a una energía, a una vibración (tu tono), a una propuesta.

Define a la persona ideal que puede beneficiarse de tus servicios.

Tú generas la atracción de aquello que quieres atraer.

Y el Copywriting en tu web y en tus textos en general, te hace visible.

Hace que,gracias a los textos persuasivos, las personas que estás atrayendo te encuentren.

Y conecten contigo.

Usar las Leyes de la Atracción y la Manifestación y aplicar Copywriting a tus textos, son dos caras de una misma moneda.